Psicólogo en Mollet del Vallès

Psicológo Mollet

 Xavier Conesa Lapena – Carme Serrat Bretcha

C/ Gaietà Vinzia, 11-13
MOLLET DEL VALLES
C/ Santa Anna, 26
BARCELONA
Tel 93 570 71 54 – 653 811887 (petición de visita)
Xavier Conesa Lapena
fotopsicologescacspetit
Psicòleg i sexòleg. El 1990 fundà el Centre de Psicologia Aplicada a Mollet del Vallès entitat dedicada als tractaments psicològics en adults,adolescents i nens. Compatibilitzà aquestes tasques amb les teràpies de parella i disfuncions sexuals masculines i femenínes, establint col.laboracions amb institucions dedicades a la salut mental,especialment de la comarca del Vallès. Posteriorment, posa en funcionament l’Institut Superior d’Estudis Sexològics (I.S.E.S.) a Barcelona, dedicat a la docència de la sexologia: postgraus, masters i cursos específics reconeguts d’Interès Sanitari pel Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. L’Institut manté conveni de col.laboració amb la Universitat de BarcelonaUniversitat de Girona,Universitat Ramon Llull i Universitat Oberta de Catalunya i
Centre d’Estudis Universitaris de California, Illinois
Tutor de pràctiques externes de la Facultat de Psicologia (UB) de la Universitat de Barcelona des de l’any 1.999
L’any 1997 es va especialitzar en els tractaments específics per a la depressió a través de la luminoteràpia, essent un dels capdavanters en la investigació i implantació d’aquesta teràpia a nivell estatal. Informacions al respecte publicada al periòdic El Mundo, articles periodístics a Consumer i al periòdic Público.
Ha estat també coordinador del Grup de Treball de Sexologia del Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya.
Al llarg de tots aquests anys, ha establert col.laboracions en mitjans escrits, ràdio i televisió
.Enllaços externs

Publicacions

Carme Serrat Bretcha
carmepsicologape

 

Licenciada en Psicologia Colegiada nº 3.086 Adultos e Infantil (Universidad de Barcelona)
Diplomatura de Postgrado en Logopedia (Universidad Autonoma de Barcelona)
Certificación para el tratamiento de la Fundación Catalana del Sindrome de Down.
Diagnostico y Terapia Infantil (Instituto Medico del Desarrollo Infantil)
Tutora de practicas Universidad de Barcelona y Universidad Ramon Llull
Terapeuta Sexual i Familiar
Coordinadora de l’Institut Suparior d’Estudis Sexològics I.S.E.S.
Professora d’Integració Social i Atenció Soció Sanitària
Professora de Comunicació alternativa, Atenció a persones amb dependencia,
Assessora Psicològica d’escoles bressol.
Assessorament a pares
Tutora de Pràctiques Universitat Oberta de Catalunya
Conferenciant de temes relacionats amb la psicologia infantil.
..

Es frecuente que a lo largo de la semana laboral podamos tener algún“bloqueo emocional” que nos impida focalizar toda nuestra atención y/o recursos cognitivos en la tarea que nos ocupa.

Esto, que a simple vista parece trivial, se puede llevar una buena ración de nuestro tiempo productivo y traducirse, por tanto, en pérdida económica y/o de oportunidad.

Tanto si trabajamos por cuenta ajena como si somos trabajadores autónomos, no nos interesa quedarnos “anclados” en un bloqueo de este tipo.

Por eso insisto mucho a emprendedores y directivos sobre la necesidad de desarrollar su inteligencia emocional; precisamente para que si esto ocurre, sepan “desbloquear la situación” antes de que llegue a impactar en su cuenta de resultados.

Nuestro sistema emocional es muy inteligente y captura nuestra atención, haciendo emerger contenidos de memoria implícita a nuestra consciencia cada vez que cree tener información significativa para nosotros.

Esta información puede provenir de una valoración automática (inconsciente) de una situación experimentada recientemente o de la activación de recuerdos más antiguos.

Si no hacemos caso, el sistema emocional seguirá insistiendo con una frecuencia e intensidad que dependerá del valor o significación que otorgamos, en realidad, a dicha información.

Es lo que solemos llamar “preocupación” o “bloqueo emocional”; algo que nos impide “concentrarnos” en una tarea o actividad concreta y nos predispone a “rumiar” sobre un hecho o la anticipación del mismo.

Si esto ocurre y nuestra atención es atrapada una y otra vez, desviándonos de la tarea presente, es mucho más productivo y saludable, tratar de “resolver” la situación.

¿Cómo salir de un bloqueo emocional?

Dependiendo de la “gravedad” de la información que nos proporciona nuestro cerebro emocional, puede que sea necesario tomarse uno o varios días para poder resolver el “conflicto”.

Un ejemplo típico de ello es cuando tenemos problemas personales que solucionar (relacionados normalmente con la salud o la familia).

Pero sin entrar en situaciones ya tan críticas (que en algunos casos podríamos necesitar ayuda profesional), cuando se trata de situaciones más “sutiles” o menos definidas que nos “despistan”, es muy potente:

  1. Cambiar a una tarea más sencilla
  2. Hacer ejercicio físico o dar un paseo
  3. Contárselo a un compañero o colega
  • Realizar una tarea que no necesite demasiados recursos cognitivos para su realización nos puede permitir seguir siendo productivos mientras no podamos dedicar más tiempo a resolver nuestro bloqueo desde una reflexión más profunda.
  • El ejercicio físico (bicicleta, correr o, simplemente, dar un paseo) también puede resultar muy eficaz; y si es en contacto con la naturaleza mucho mejor (mar o montaña si lo tenemos cerca, o un parque donde haya árboles y agua).
  • Una tercera opción que suele funcionar muy bien es quedar con un compañero, colega o amigo para tomarse un respiro y hablar de la situación bloqueante. Es muy habitual que el mero hecho de contarlo sirva de “catarsis” para liberar el bloqueo.

Y si realizamos cualquier otro tipo de acción, debemos tener mucho cuidado de que ésta sea saludable.

Es habitual, por ejemplo, el impulso a ingerir alimentos de alto contenido energético. A corto plazo nos pueden dar un momento de bienestar, pero pasados unos minutos nos sentiremos incluso peor.

Y si queremos profundizar en la comprensión de la información emocional que nos llega una y otra vez, será muy útil usar la técnica de modificación de conducta llamada “ABC de Ellis”.

Así podríamos llegar a la conclusión de que tenemos una creencia irracional adquirida que dispara la emoción que nos “desenfoca”, pudiendo sustituirla por otra interpretación más racional y adaptativa de la realidad.

Por supuesto hay muchas otras acciones a realizar, pero aquí he intentado dar una pautas muy sencillas porque considero que a veces la cuestión es mucho más simple de lo que imaginamos.

¿Y tú, qué acciones realizas para salir de un “bloqueo emocional”? ¿Las quieres compartir con nosotros?

Psicólogo Mollet del Vallès

Deja un comentario